Como rama dentro del diseño gráfico, la fotografía es una de las especialidades más interesantes a tratar. Con cada avance en la tecnología, los fotógrafos profesionales y no tan profesionales, van mejorando la calidad de las fotos, así como los ajustes que le pueden hacer posteriormente. Así hasta evolucionar a la llamada fotografía conceptual.

En esta entrada hemos querido hablarte de la conocida como fotografía conceptual. De forma muy rápida, se puede decir que la fotografía conceptual se trata del arte de llegar a crear un concepto a través de una fotografía. Es decir, que la persona que ve la imagen, solo con verla, sea capaz de crearse en su mente un concepto determinado, que es el que quiere conseguir el creador.

Se puede considerar a la fotografía conceptual como un arte como podría ser la literatura o el cine. Pero para muestra de lo que puede ser, primero te dejamos algunos ejemplos.

Aplicaciones de la fotografía conceptual

No cabe duda de las amplias posibilidades artísticas de este tipo de fotografía. Pero mirando más allá del puro valor artístico, si te dedicas a la fotografía o vas a empezar con ello, puedes encontrar varias aplicaciones o salidas profesionales interesantes:

  • Fotografía publicitaria. En publicidad se intenta representar un concepto (ya sea una idea, un slogan, una marca, etc.) a través de diferentes medios. Las grandes marcas consiguen ser asociadas con determinados conceptos o sentimientos (¿alguien ha dicho Coca-Cola y felicidad?), y para esto, se sirven en gran medida de la fotografía conceptual.
  • Denuncia social. No se nos ocurre mejor forma artística de hacer ver una problemática social, que a través de este tipo de fotografía. Con una solo imagen puedes ser capaz de remover conciencias.
  • Venta de fotografías a bancos de imágenes. Si hay algo que necesitan los bancos de imágenes, es originalidad. Seguramente siempre que navegas por Internet, te encuentras las mismas fotos una y otra vez. Si ya te dedicas a la fotografía, puedes ampliar tu negocio por esta rama, pues es algo que cada vez es más necesario. Además, estas imágenes no tienen por qué usarse solo en webs, si no que incluso las puedes llegar a vender para artículos de revistas, periódicos, documentales, etc.
  • Fotografía para agencias. Las agencias, tanto de publicidad como de medios, requieren de profesionales de la fotografía, principalmente para el rodaje de spots publicitarios. Esta es una posible salida a la fotografía conceptual que puede llegar a ser muy interesante.

Pasos para hacer fotografía conceptual

Esto es un poco subjetivo, debido a que como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo. Igual que para nosotros este orden de pasos puede ser el ideal, para ti puede ser otro totalmente diferente. Sin embargo, tras una pequeña investigación en varios blogs de la temática, y basándonos en la experiencia, podemos reflejar en esta breve guía, cuáles serían los pasos ideales para realizar este tipo de fotografía.

  1. Define qué quieres expresar. Puede sonar sencillo, pero no lo es. Antes de ponerte a hacer las fotos, piensa. ¿Qué quieres conseguir? Echando mano de las aplicaciones que te hemos contado antes, cada una tiene su propia objetivo, totalmente diferente.
  2. Busca la inspiración. Como se suele decir, si no te viene, sal a por ella. Coge un problema y divídelo en unos problemas más pequeños. Piensa en algo cotidiano e intenta buscarle una vuelta u otro modo de enfocarlo. Cuando tengas la inspiración, salta al siguiente paso.
  3. Lleva algo para apuntar a mano. A veces suele pasar que se nos ocurre una idea muy buena pero al poco se nos olvida. Y para evitar esto, nada mejor que llevar una libreta siempre a mano. Aunque ahora mismo, para el 99% de las personas, nuestra libreta es el móvil 😉
  4. No te compliques, usa conceptos sencillos. Seguro que si ves una foto donde aparece un reloj de arena, tú piensas en el paso del tiempo o el estrés. Hay símbolos que son universales y que reflejados de una manera menos tradicional, pueden hacer que se vean las cosas de otra manera.
  5. Sé claro en tu mensaje. Como casi cualquier disciplina artística, la fotografía está sujeta a la subjetividad de quién la ve. Pero tienes que intentar dejar claro tu objetivo desde el principio.
  6. Piensa el cómo, dónde y con qué. Es el momento de elegir cómo vas a hacer la foto, qué instrumentos vas a necesitar, que iluminación utilizar, cómo vas a transmitir el mensaje, dónde la vas a hacer, etc. Es decir, todo lo que implica la fotografía en sí.
  7. Decide si retocas o no la imagen. Esta es una decisión personal de cada uno. Hay gente que prefiere dejar la imagen tal cual la ha tomado, mientras que otros prefieren darle un toque de edición para que se ajuste 100% a lo que buscaban.

Desarrollo de la disciplina

Este estilo de fotografía se popularizó en torno a principios del siglo XX. Utilizando cámaras, diferentes artistas tales como Richard Long y Dennis Oppenheim, grababan sus actuaciones y obras de arte en una manera hasta entonces desconocida.

Con el paso del tiempo, hemos empezado a ver fotografía conceptual en casi todos los lados. Siempre se representa un concepto que ya existe, pero de tal manera que nos hace darle vueltas a la cabeza. Lo vemos en publicidad, en la televisión, discos de música, videoclips, anuncios de medios impresos, anuncios online, etc.

Para que te hagas una idea de cuan popular se ha vuelto, el cantante Maroon 5 encargó a la artista Rosie Hardy, que le creara una pieza de fotografía conceptual como portada de uno de sus discos, Hands All Over.

Ejemplos de fotografías conceptuales

Para terminar, te dejamos con algunos ejemplos de fotografías conceptuales. Como verás, se tocan temas muy variados, desde la denuncia social hasta el amor. Si estás buscando algún ejemplo más, suele ser habitual encontrar este tipo de fotos en redes sociales como Pinterest, Instagram o Flickr. Y por supuesto, en este blog vas a encontrar todas las novedades referentes al diseño gráfico, nuevas tendencias en fotografía y ejemplos de rotulación, así como mockups totalmente gratuitos.